LIBROS. Ética para Alicia. Filosofía oriental para jóvenes de hoy (2014), de Luís Racionero

Sí, es un libro de ética, incluso de filosofía, pero no (sólo) para Alicia, ni siquiera para jóvenes de hoy. Es un libro de filosofía oriental, pero no sólo oriental. El título de este libro de Luis Racionero disimula en exceso su verdadero contenido. Primero porque también puede ser del agrado de casi cualquier adulto occidental. Segundo porque contiene enseñanzas sobre filosofía oriental, pero sólo las justas. Y tercero porque tiene un gran valor: dejar claro que Oriente y Occidente han afrontado de diferente forma el anhelo común de lograr eso que llamamos felicidad. Y sólo el hecho de divulgar esa idea ya es un buen motivo para comentar este libro.

Portada de Ética para Alicia

Edición utilizada:

RACIONERO, L. (2014). Ética para Alicia. Filosofía oriental para jóvenes de hoy. Barcelona: RBA

Valoración personal (sobre 5): expone un acertado punto de vista, aunque no sé esté de acuerdo en todos sus argumentos (4)

Luis RacioneroLuis Racionero (La Seu d’Urgell, 1940) estudió Ingeniería y Ciencias Económicas en la Universidad de Barcelona y obtuvo la beca Fullbright para doctorarse en Urbanismo en la de Berkeley. Ejerció en 1966 como profesor de Microeconomía en la Facultad de Ciencias Económicas y de Urbanismo en la Escuela de Arquitectura de Barcelona y en la Facultad de Económicas. En 1994 fue by-fellow en el Churchill College de Cambridge. En 2001 fue nombrado director de la Biblioteca Nacional de España después de haberlo sido durante cuatro años del Colegio de España en París. Ha colaborado con diferentes diarios, revistas y televisiones. Es autor de una cuarentena de ensayos y novelas.

Luis Racionero es uno de aquellos intelectuales, pensadores o artistas que en la segunda mitad del siglo pasado se aventuraron en conocer las bases del pensamiento de las culturas asiáticas, y se empaparon de las doctrinas hinduistas, taoístas o del budismo, especialmente del original de India y de su proyección japonesa, el budismo zen, que a su vez en su momento hizo suya la adaptación china de las doctrinas de Buda. A posteriori, muchos de estos pensadores no dudaron en iniciar una actividad divulgativa mediante sus propios medios, ya fuese en conferencias, escritos o simplemente en sus apariciones públicas. Recuerden a los Beatles y sus viajes a India…

Viene todo esto a cuento porque Racionero ha publicado recientemente este libro, en donde repasa precisamente su trayectoria en el camino del conocimiento de las grandes fuentes del pensamiento oriental. No es esta su primera obra sobre el tema, ni mucho menos, pero sí es la más reciente.

No se trata de un libro de divulgación de las doctrinas. El lector no encontrará más que pequeñas pinceladas de budismo, de taoísmo o de zen, las suficientes para poder trazar una línea argumental que pretende iluminar la gran idea central del libro. Y la gran enseñanza de esta obra es una idea muy básica con la que cualquier estudiante de Estudios de Asia Oriental se topa en los primeros compases de la carrera pero que la mayoría de los ciudadanos occidentales ignoran: hay más formas de ver y afrontar las cosas de la que tenemos en Occidente.

Para que entiendan qué intenta explica Racionero a su nieta Alicia (para que lo lea cuando haya crecido) bastará anotar este fragmento del capítulo de conclusiones:

“Te he contado los puntos más sobresalientes de la filosofía oriental en contraste con la europea. Lógicamente son complementarias porque la serenidad, una vez alcanzada, es la misma. En lo que difieren es en los caminos para llegar a ella, sobre todo en el inicio del camino. La buena vida europea y la china difieren en los medios en que se consiguen, pero juraría que se parecen en el estado de ánimo al que llegan: ataraxia, wu-wei, serenidad, gozo.”

El autor desgrana cómo afrontan las filosofías orientales la búsqueda de lo que aquí podemos entender por una vida serena y gozosa, sin temores, una buena vida. Contrapone para ello la racionalidad occidental, fruto de la tradición griega, y la ética judeo-cristiana basada en la culpabilidad inicial a partir de un Dios que es exterior al ser humano, con el panteismo oriental en el que Dios y Naturaleza son la misma cosa en constante devenir y en donde la intuición y la contemplación están a la misma altura que la razón. Las consecuencias son extraordinarias. No las voy a explicar, es la esencia del libro. Sí que voy a explicar, sin embargo, cómo lo hace: primero a través de una serie de personas a las que llegó a conocer y tratar y cuya leyenda nos incita a ver qué aprendió Racionero de ellos y sobre todo cómo: Joan Mascaró, Krishnamurti, Gia-Fu-Feng y Alan Watts; y segundo, a través de pensadores, filósofos o poetas de diferentes épocas como Daisetsu Suzuki, Matshuo Basho o Joseph Campbell.

Más allá de esas consecuencias están los medios que se pueden utilizar para la consecución de una vida gozosa, tanto a nivel ético como de actitud ante las cosas y ante el devenir de la vida, pero también de tipo más práctico. Por ejemplo, Racionero defiende la utilidad de la meditación, entendida como la entiende el budismo, o las posibilidades que ofrecen determinadas drogas alucinógenas, o el antiquísimo método adivinatorio del I Ching chino… Se puede estar de acuerdo con todos o sólo con algunos, pero eso no invalidará la tesis central del libro.

Al mismo tiempo, a lo largo de las páginas de Ética para Alicia se suceden las lecturas aconsejadas a la nieta del futuro, cuando la niña de hoy se convierta con los años en una joven independiente. Una muy buena colección de obras que sin duda son la base de todos los argumentos expuestos en el libro, aunque al menos en algunos casos pueden no ser de fácil lectura sin una base apropiada.

Les aconsejo que lean este librito, tal vez les incite a iniciar un cambio en su visión de la vida.

 

ENLACES

Entrevista a Luís Racionero en RTVE sobre Ética para Alicia

¡Feliz año de la Cabra de madera!

El año 4713, según el calendario chino, comienza este próximo 19 de febrero de nuestro 2015, por tanto el 18 por la noche celebran su Nochevieja. Va a ser el año de la Cabra, según la costumbre de relacionar cada año con un animal. Es el momento de la denominada Fiesta de la Primavera, que motiva millones de desplazamientos en Asia Oriental y celebraciones no sólo en aquellos países sinó en todo el mundo por parte de la comunidad de emigrantes, incluida España. Por ello no será extraño encontrarse con algún evento relacionado con el Año Nuevo Chino en nuestras grandes ciudades.

Cartel de la celebración en Valencia

Cartel de la celebración en Valencia

Sigue leyendo

Los sueños taoístas de OrigenMátrix

Origen (Inception, 2010) es una película de ciencia ficción dirigida por Christopher Nolan que explota la dificultad de discernir entre lo soñado y lo real. Su peculiar argumento me ha recordado un famoso pasaje del Zhuangzi, el del soñador que soñaba ser una mariposa y que al despertar dudaba si en realidad era él que había soñado ser una mariposa o la mariposa que soñaba ser él. Taoísmo y cine occidental, una relación que pasa desapercibida pero que nos conecta directamente con la filosofía china. ¿Quieren saber cómo?

Sigue leyendo

¡Mamá, yo quiero dim-sum! (Las peripecias de tres chinos de Zhongshan en la España de 1960) (y II)

Tras la primera entrega de esta especial colaboración con Miguel Lam, descendiente de emigrantes de Hong Kong en la España de la década de 1960, nos llega su segunda parte. Si Miguel centró la primera en la llegada de su padre y otros dos amigos cocineros a Madrid, en esta segunda nos explica la llegada de su madre y sus hermanos, las diferencias culturales que tuvieron y superaron, y también su propia llegada al mundo. Como en la primera entrega, el texto está lleno de anécdotas que lo llenan de matices de gran interés. Este blog agradece profundamente a Miguel Lam el que haya querido compartir con nosotros sus recuerdos familiares. Más de uno se dará cuenta de que sus historias de emigración no son diferentes de las que pudieron vivir nuestros padres en la España del siglo XX. Por otra parte, estos textos aquí publicados suponen un valioso contacto con la comunidad de origen chino en España que afortunadamente es cada vez más común y natural. Aquí va el texto original

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sigue leyendo

Las peripecias de tres chinos de Zhongshan en la España de 1960 (I)

Esta entrada es fruto del interés mostrado por Miguel Lam por uno de mis textos anteriores sobre los primeros restaurantes chinos en España. Tras leerla, se puso en contacto conmigo y se ofreció a compartir las vivencias de su padre y las suyas propias. Miguel es descediente de uno de aquellos pioneros de la cocina china en España. Su padre, natural de la entonces colonia inglesa de Hong Kong, llego a España hacia 1962. Lo que sigue es la primera de las dos colaboraciones que, amablemente, ha accedido a escribir en este blog. Trata precisamente de la llegada de su padre y de otros dos cocineros chinos al Madrid de principios de la década de 1960. Su texto significa disponer de un testimonio de primera mano de esas generaciones pioneras de la emigración contemporánea china en España. Espero que les guste, a mí me ha encantado.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sigue leyendo

Llegamos a las 50.000 páginas vistas

Hoy hemos superado las 50.000 visitas en este blog sobre Asia Oriental. Cuatro años y siete meses después de iniciar esta singladura, hemos llegado a las 50.000 páginas vistas. ¿Son muchas, son pocas? Depende. Hay sitios web que consiguen estas cifras en pocos días, incluso en pocas horas. Sin duda todo depende del blog que tengas, de la temática, del idioma, de la pericia con que lo hagas, de los lectores que puedas o sepas atraer… Para mí, una media de 30 o 40 páginas vistas al día en un blog que trata temas relacionados con Asia Oriental de una forma seria y rigurosa, está bien.

 

Estadística de páginas vistas que ofrece WordPress

Sigue leyendo

El atrayente estilo de Gangnam Style

La canción Gangnam Style del rapero coreano Psy ha superado recientemente los dos billones de visitas en Youtube. En The Economist se han entretenido en contar los 16.000 años que suponen todos esos visionados, y lo que se podría haber hecho con un tiempo equivalente (entre otros, 20 edificios similares al Empire State o una Wikipedia entera). Aun hoy, dos años después del inicio de su impresionante difusión mundial, la canción sigue sonando en las veladas veraniegas y en las fiestas más animadas. Probablemente es el producto cultural coreano más conocido hoy en día en el mundo, pero ¿de qué habla esa canción cuya letra muchos tararean y pocos entienden?

 

Sigue leyendo