LIBROS. El guardián, el poeta y el prisionero (2014), de Lee Jung-Myung

Mezclar en una misma obra géneros tan dispares como la novela negra, la biografía, la poesía o la guerra y que el resultado final sea coherente no está al alcance de cualquier pluma.  El coreano Lee Jung-Myung, uno los escritores más populares actualmente en su país, engarza un texto correcto y entretenido alrededor de la figura histórica del poeta Yun Dong-ju. Capítulo aparte merece la edición en castellano de Grijalbo: aunque publicar en España literatura coreana merezca siempre un reconocimiento, este libro se podría haber editado mejor.

Portada

 

Edición utilizada:

LEE, J-M. (2014). El guardia, el poeta y el prisionero. Barcelona: Grijalbo, 2014

Novela, original de 2012, 313 p. Traducción de Gemma Rovira.

Valoración personal (sobre 5): Tiene algunos aspectos interesantes, (3)

 

jung-myung-lee

Lee Jung-Myung (Daegu, 1965) es un escritor muy popular en su país, Corea del Sur, por sus obras de ficción histórica. Sus libros han vendido miles de ejemplares y algunas de sus historias han sido adaptadas en películas y series televisivas. Sus novelas más reconocidas son Un árbol de raíces profundas (mejor libro del año 2006 en su país) y El pintor del viento (2007). En cuanto a El guardia, el poeta y el prisionero, fue traducida primero al inglés y recibió una buena acogida en Gran Bretaña, donde figuró en 2015 entre las elegidas para optar al premio Independent Foreign Fiction Prize que otorga el diario The Independent. Es su primera obra traducida en España.

Esta es la historia novelada de los últimos meses de vida del poeta coreano Yun Dong-ju, poeta que existió realmente. En el Japón agonizante al final de la Segunda Guerra Mundial, Watanabe Yuichi, un joven soldado japonés adscrito al servicio de guardia de una prisión militar, recibe el encargo de investigar el misterioso asesinato de un veterano vigilante dentro de aquella misma instalación. Durante el proceso, el soldado se encontrará con la figura del poeta, detenido por participar en movimientos de resistencia y que con su particular visión de la vida ilumina la oscuridad de aquellas circunstancias trágicas. Durante seis meses, el soldado Watanabe irá descubriendo el verdadero alcance de los cambios inducidos por el poeta en la cárcel, mientras disecciona todas las pistas que le llevarán a toparse con una insólita conspiración.

Mezcla de géneros

Nos encontramos ante una novela que mezcla, como mínimo, el género negro con la biografía histórica, sin esconder algunas pinceladas bélicas y también varias poesías escritas por el Yun Dong-ju real en su antología más conocida, Cielo, viento, estrellas y poesía. No es una tarea fácil navegar entre géneros, pero el autor sale airoso, en general.

La trama de El guardia, el poeta y el prisionero está bien trenzada. Lee Jung-Myung consigue describir los últimos meses de vida de Yun Dong-ju, uno de los poetas más respetados y estudiados en su país, al tiempo que nos lo presenta en medio de una conspiración presidiaria poco tradicional. La investigación navega por un mar de brutalidad buscando ciertos islotes de esperanza tan chocantes en un escenario así como son la música, la poesía, los libros o la literatura. Un naufragio trágico se vislumbra desde los primeros capítulos de libro, pero la nave resiste hasta la última página con nuestro interés como pasajero.

Los personajes, eso sí, son algo estereotipados: el guardián cruel que esconde un secreto, el guardián joven e inexperto, el jefe de la prisión, la enfermera comprensiva y dulce, el poeta iluminador… A pesar de esta caracterización previsible, los personajes están suficientemente trabajados como para resultar creíbles.

La moral en tiempos de guerra

Con todos estos elementos, Lee Jung-Myung levanta un edificio literario en el que se debaten cuestiones como la culpabilidad o la moralidad de las decisiones en tiempo de guerra, los crímenes y su castigo, la humanidad y la barbarie… En paralelo, contribuye a divulgar la figura de un poeta importante en las letras coreanas mientras desfila ante nosotros una peculiar novela negra que consigue entretener y, en algunos momentos, incluso emocionar. El fin último de la obra, sin embargo, es levantar un homenaje al poeta muerto por las trágicas circunstancias históricas que le tocó vivir. Buena prueba de ello la tenemos en que todos los elementos del título de su gran antología poética (Cielo, viento, estrellas y poesía) juegan un papel destacado en esta novela, tanto en su trama como en la construcción del personaje de Yun Dong-ju.

Capítulo aparte merece la edición de Grijalbo. En primer lugar, la traducción al castellano fue realizada sobre la previa de la edición inglesa. No hay un trabajo directo sobre el original coreano y el resultado final se resiente. Posiblemente se deba a ello el grave error que contiene esta primera edición en su página 45, donde se dice que, cuando aún no ha terminado la Segunda Guerra Mundial, la ciudad de Pyongyang pertenece a Corea del Norte (la partición en dos del antiguo reino de Corea se produjo al final de aquella guerra, en 1945, cuando la Unión Soviética se hizo cargo del norte del país y los Estados Unidos, del sur). Otra observación: el diseño de la cubierta parece una copia muy evidente de la edición inglesa de Mantle (una marca del grupo MacMillan), a pesar de que en la parte interior de la cubierta española se reivindica el diseño como propio del grupo Penguin Random House, sin ni siquiera admitir una inspiración en el de la edición inglesa.

Conclusión

La literatura coreana, poco conocida en Occidente y menos en nuestro país, tiene una tradición milenaria. Por supuesto, no es ésta una de sus grandes obras, ni siquiera creo que sea una de sus novelas contemporáneas más destacadas, pero al menos su engranaje literario funciona. Siempre es de agradecer el esfuerzo editorial para ponernos al alcance obras de literatura coreana, aunque hay que pedir un poco más de esfuerzo en el proceso de edición.

 

FUENTES.

El ejército de terracota inicia el movimiento perpetuo

Los guerreros de Xi’an siempre son un gran reclamo. Su historia y la leyenda tejida sobre ellos no cabe duda de que realzan el atractivo estético del que ya gozan por sí mismos. Ahora, de nuevo, aterrizan en España (Terracotta Army). Ya han pasado por Bilbao, Madrid y Sevilla. Y estos días recalan en Barcelona. Concebidas para defender la tumba del primer emperador chino, ni siquiera se pudieron defender a sí mismas y acabaron sepultadas bajo la tierra y olvidadas por todos. Dos mil años después, cuando la cultura se convierte en un negocio de masas como cualquier otro, su defensa ya es del todo ilusoria. Ahora emergen clones para satisfacer la curiosidad de Occidente.

Imagen promocional de la exposición en gira por España

Sigue leyendo

¡Feliz año del Mono!

China celebra su fin de año. Este 8 de febrero, se iniciará el nuevo año, el año del Mono, el año 4714, según el calendario chino. Es el momento de la denominada Fiesta de la Primavera, que motiva millones de desplazamientos en Asia Oriental y celebraciones no sólo en aquellos países sinó en todo el mundo por parte de la comunidad de emigrantes, y en las ciudades españolas la comunidad asiática compartirá con todos su alegría en diversos actos y festivales.

Cartel Año Nuevo chino Barcelona

Sigue leyendo

LIBROS. Recuerdos de un callejón sin salida (2003), de Banana Yoshimoto

La obra más conocida de Banana Yoshimoto –pseudónimo de Mahoko Yoshimoto– es seguramente Kitchen, su primera novela, pero a poco que se indaga sobre su persona es fácil encontrar referencias de la propia autora que sitúan Recuerdos de un callejón sin salida como su obra más completa: “Si nunca han leído una de mis obras, les recomendaría Recuerdos de un callejón sin salida, pienso que esa obra fue una culminación de mis trabajos, contiene abundantes elementos que aparecen en muchas de mis obras”. Así que, como después de pasar por su cocina lo que pretendía era entender mejor su obra, me adentré en ese callejón que esperaba que realmente tuviera una salida convincente.

Recuerdos de un callejon sin salida, Banana Yoshimoto

Sigue leyendo

El Nobel de Tu Youyou

La doctora china, Tu Youyou, ha obtenido esta semana el premio Nóbel de medicina. Es la primera vez que un científico chino que ha ejercido su carrera en aquel país recibe un Nobel relacionado con la ciencia, para alegría de las autoridades de su país que hace tiempo que reivindicaban este reconocimiento internacional al avance de su comunidad científica. Curiosamente, el Nóbel de Tu Youyou está relacionado con la medicina tradicional ya que la substancia que le ha valido el reconocimiento es un remedio contra la malaria, la artemisinina, que ha salvado miles de vidas y que encontró hace décadas gracias a una receta escrita 16 siglos antes.

Tu Youyou, junto a Lou Zhicen, en una foto de 1951. Fuente: Wikicommons, fotógrafo desconocido

Tu Youyou, junto a Lou Zhicen, en una foto de 1951. Fuente: Wikicommons, fotógrafo desconocido

El premio a esta investigadora china que hizo su descubrimiento a los 39 años y que ahora tiene 85 es extraordinario al menos por dos motivos: porque es el primero a un científico chino que haya desarrollado su carrera en su país (antes hubo cuatro de física a ciudadanos nacidos en China continental pero que habían desarrollado su trabajo en Occidente) y porque significa una revalorización de la medicina tradicional china. Sigue leyendo

LIBROS. Ética para Alicia. Filosofía oriental para jóvenes de hoy (2014), de Luís Racionero

Sí, es un libro de ética, incluso de filosofía, pero no (sólo) para Alicia, ni siquiera para jóvenes de hoy. Es un libro de filosofía oriental, pero no sólo oriental. El título de este libro de Luis Racionero disimula en exceso su verdadero contenido. Primero porque también puede ser del agrado de casi cualquier adulto occidental. Segundo porque contiene enseñanzas sobre filosofía oriental, pero sólo las justas. Y tercero porque tiene un gran valor: dejar claro que Oriente y Occidente han afrontado de diferente forma el anhelo común de lograr eso que llamamos felicidad. Y sólo el hecho de divulgar esa idea ya es un buen motivo para comentar este libro. Portada de Ética para Alicia Sigue leyendo

¡Feliz año de la Cabra de madera!

El año 4713, según el calendario chino, comienza este próximo 19 de febrero de nuestro 2015, por tanto el 18 por la noche celebran su Nochevieja. Va a ser el año de la Cabra, según la costumbre de relacionar cada año con un animal. Es el momento de la denominada Fiesta de la Primavera, que motiva millones de desplazamientos en Asia Oriental y celebraciones no sólo en aquellos países sinó en todo el mundo por parte de la comunidad de emigrantes, incluida España. Por ello no será extraño encontrarse con algún evento relacionado con el Año Nuevo Chino en nuestras grandes ciudades.

Cartel de la celebración en Valencia

Cartel de la celebración en Valencia

Sigue leyendo