En el Fondo, China (tan lejos, tan cerca)

La tienda de fotografía Feng, en el barrio de Fondo, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), es un buen negocio, aunque la crisis se está notando. La regentan ciudadanos de origen chino, como muchos de los comercios de aquella zona. Parece ser que últimamente los jóvenes chinos dejan de lado sus largas y costosas bodas, y prefieren las uniones de hecho, más baratas e informales. Disminuyen las bodas y con ellas, claro, las numerosas fotos que son la base del negocio. Por fortuna, las bodas gitanas no pasan por este trance y, además, sus protagonistas se han decidido últimamente a acudir a la tienda de los Feng, probablemente por el precio, con lo que les han aligerado la bajada en la demanda de sus compatriotas. Visitar el Fondo con Verónica Padilla es un privilegio porque ella, que es mediadora cultural, vive la cotidianeidad de uno de los barrios con más ciudadanos de origen chino en Catalunya.

Eso es lo que nos propusieron los docentes de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), observar con nuestros ojos la realidad de lo que estudiamos en los libros, y aquí lo explico. La plaza del Reloj es el centro neurálgico de un barrio no demasiado grande (entre veinte y treinta calles), un espacio histórico de la zona en donde ahora hacen vida a todas horas numerosos vecinos de origen extranjero (porque también hay marroquíes, sudamericanos, africanos…). En el barrio de Fondo de Santa Coloma de Gramenet, viven algo más de 5.000 ciudadanos chinos, casi tantos como en toda la provincia de Valencia, que es la tercera provincia en la que vive una mayor proporción de los 151.000 que constan en toda España a uno de enero de 2010. En Catalunya había censados a principios de 2009 unos 36.000 ciudadanos originarios de China, por lo tanto aproximadamente uno de cada siete se concentra en esta treintena de calles.

La comunidad china no suele generar conflictos. El proyecto migratorio de un ciudadano chino es familiar, primero acude un miembro de la familia que pasará unos años trabajando duro -muy probablemente para otro compatriota- y gastando poco para poder traer después a su mujer y a sus hijos, y tal vez algún otro pariente. Con los años, intentará seguir trabajando duro para mejorar y poder llegar a disponer de su propio negocio, y luego de su propia vivienda. Explicaba Verónica que en Santa Coloma es muy común que al principio de su estancia en el barrio varias familias compartan un piso para reducir gastos.

Fenómeno de hace una década

La gran afluencia de la mayor parte de los ciudadanos chinos de Fondo es un fenómeno reciente, no más allá de este siglo XXI, lo cual hace que no sea todavía una comunidad cohesionada, pese a que muchos provienen de una misma provincia, Zhejiang, en el sureste del país, e incluso de una misma municipalidad, Qingtian. Así, por ejemplo, todavía no organizan actos públicos para el fin del año chino. En poco más de una década, sin embargo, el barrio ha sufrido una transformación muy importante, entre otras cosas porque la comunidad china es muy visible en el espacio público, ya sea paseando por las calles o ocupando un gran número de comercios. Al mismo tiempo, han cambiado incluso la percepción del negocio local: la primera Caixa que empleó un ciudadano de origen chino es la oficina situada en el barrio. Después le siguieron varias más al ver que los pequeños empresarios empezaban a llevar allí su dinero…

Justo frente a la oficina de la Caixa se abre el enorme agujero que ha dejado la demolición del viejo mercado del barrio. Allí está previsto levantar el nuevo, además de varios servicios muy necesarios, como una biblioteca. La avaricia destapada en el caso Pretoria, sin embargo, mantiene paralizado y amenazado el proyecto, que mantiene en el centro de Fondo una cicatriz urbanística y económica puesto que el entoldado provisional que aloja ahora al mercado ha sido desplazado a la frontera con el municipio de Badalona para desespero de los comerciantes de la zona, cuya caja se resiente día tras día sin fecha fijada para que deje de ser así. Uno de ellos es el dueño de una gran pastelería y horno de pan, un gran local con unas merengosas tartas en la entrada que, a punto de cerrar, ofrece un aspecto bastante desolado.

Pese al carácter trabajador y pacífico en general de los ciudadanos de origen chino, no falta entre sus vecinos catalanes -muchos de ellos inmigrantes nacionales de los años sesenta y setenta- una sensación de incomodidad que puede llegar a derivar en conflicto vecinal. Verónica explica un par de ejemplos muy claros, uno de ellos son los ruidos; otro, el hecho de que en su país los espacios comunes de los edificios no son de nadie y suelen estar bastante abandonados con lo cual, al llegar a Catalunya y recibir el consabido cartón que indica el turno para mantener la escalera los ciudadanos chinos suelen poner cara de póquer para dejar poco después el cartón en la puerta del vecino, por supuesto sin haber fregado la escalera.

Trabajo de mediación

El trabajo de Verónica, precisamente, en parte consiste en mediar y explicar a unos lo que les sucede a los otros. Curiosamente -sigue explicando la mediadora y también consultora de la UOC- la llegada de ciudadanos chinos ha trasladado a ellos el malestar que muchos autóctonos sentían antes con sus convecinos marroquíes quienes ahora ya están más integrados con el paso del tiempo, son más conocidos, tienen hijos que van al colegio con los de origen catalán… Todo ello sin que muchos de los autóctonos recapaciten que ellos vivieron exáctamente el mismo proceso migratorio que ahora ven reproducido por doquier.

Al final del trayecto, nuestra cicerone nos lleva a una plaza elevada justo frente la salida de la estación de metro de Fondo. Es el lugar favorito de reunión de los jóvenes chinos, cuyos camino hacia sus lejanos institutos de referencia pasa por aquí. Muchos de ellos, al parecer, no pasan ya de aquí con lo que el absentismo escolar comienza a ser un problema en esos centros. Curiosamente, cuando nos encontramos en la plaza, un grupo de adolescentes de cuidada y similar estética que incluye un peinado muy bien moldeado nos explica que han venido a celebrar un cumpleaños pero que no son de Fondo sino de barrios cercanos de Barcelona. Sin embargo, vienen a Santa Coloma cargados con una vistosa tarta envuelta en una caja de cartón porque aquí pueden comer comida china hablando en chino, aunque con nosotros se expresan en un catalán de buen nivel…

 

ENLACES

– Posteriormente, la UOC ha organizado una segunda visita al barrio del Fondo para conocer la denominada Xinateca, un fondo especializado de la biblioteca de la zona, la de Can Peixauet. Una forma interesante de inclusión del colectivo de ciudadanos chinos. Esta es la crónica que en esta ocasión han escrito en el diario Avui (Tan lluny… i tan a prop de la Xina, de José G. Navarro, en catalán).

 

Enlace permanente: http://wp.me/pO2mg-3c

9 pensamientos en “En el Fondo, China (tan lejos, tan cerca)

  1. buenas
    soy un vecino de San Roc (badalona) y justo debajo mio han puesto un bar chino. Habren a las 5.30 am y cierran a las 3.00 am con ruidos de motor de persianas mas otra 2º persiana de ballesta metalica mas los fumadores en la puerta animados por varias cervezas. Ninguna recepcion del problema por parte de ellos tras varios intentos de comunicacion. ¿Existe alguien que medie en estas situaciones y no tener que llegar juicios?
    gracias

    • Hola Juan Carlos, mira, en tu ayuntamiento, como en muchos otros, funciona un área de civismo que admite comunicaciones de actos de incivismo (incluso por vía de internet) que son tramitados por su guardia urbana. Ignoro su eficacia, puesto que no tengo relación con ese ayuntamiento. La verdad es que lo mejor sería intentar una mediación, entre otras cosas porque dudo que puedan abrir hasta las 3 de la mañana. Yo lo que primero intentaría es una mediación autorizada. Te aconsejo que te informes en el area de Ciudadanía y convivencia de tu Ayuntamiento, seguro que te pueden orientar mucho mejor que yo. Espero que solucioneis vuestro problema, pero, si me permites comentártelo, no le pongas nacionalidad, porque en todos los colectivos hay gente que merece nuestra confianza y otra que tal vez no… Gracias por el comentario.

      • Disculpa por lo de la nacionalidad, perdon, tienes razon. Mi idea iba por si existia alguna organizacion china que sirviera de mediadora cultural. Lo del horario lo consulte con la Urbana y me dijeron que TODOS los bares tienen licencia de apertura (en badalona) de 5.00am a 3.00am de inicio pero que despues “por conciencia moral” hacian de 7 a 12 de la noche la mayoria.
        Gracias igualmente por tu informacion

  2. Quisiera ponerme en contacto con la mediadora veronica por que vivo en el fondo y tengo problemas con vecinos chinos los tengo encima mucho ruido a todas horas vivo con mi madre y algunas veces tengo que llamar al medico para ella pido ayuda por favor vivo en la calle del reloj 19 entlo 1 espero tu contestacion porque si no tendremos que mudarnos a otro sitio

  3. Hola Enric,
    soy Jordi Barreras, fotógrafo estoy realizando des de hace tiempo un trabajo sobre la comunidad China en el barrio del fondo, que fue mi barrio cuando era perqueño y en el que mis padres han mantenido un negocia(calzados Vida) quizás lo conozcas, en la plaza del reloj. Bien me gustaría ponerme en contacto contigo para mostrarte el trabajo, recientemente he recibido una beca para realizar este pryecto. Uno de mis contactos fue presisamente Pablo de la tienda de fotos. Ahora estoy tratando de ampliar mis contactos y quizás sea interesante conocer a Verónica para poner en contacto con ella. Escribe en mi mail y te mando las fotografias para que las veas

  4. Hola Albert,

    gràcies pel comentari i les puntualitzacions. Edito el nombre de ciutadans xinesos a Santa Coloma, però la dada que donc del total a Espanya és d’inici de 2010 i per tant més actualitzada que la que dones.

    Salutacions

  5. Molt bon resum de la sortida que vàrem fer el passat dissabte al barri del Fondo, nomès fer un parell de puntualitzacions respecte al nombre de xinesos. Segons l’INE a Espanya hi havien a 1 de gener del 2009 147.479 xinesos, 45.019 d’ells residien a Catalunya, gairabé 1/3¡¡¡, i 5.420 a Santa Coloma de Gramanet, a Catalunya només superada per la ciutat de Barcelona, 13.528, destacar també que a la veina Badalona eren 4.090, si tenim en comte que la majoria d’aquests darrers viuen al límit entre Badalona i el Barri del Fondo de Santa Coloma, podem asegurar que vam passejar per on viu la comunitat xinesa més important de l’estat espanyol.

    Queda clar que m’agraden els números.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s