Liu Xiaobo, Nóbel, China y disidencia

Liu Xiaobo ejercía de profesor visitante en la Columbia University de Nueva York cuando empezaron en Beijing las protestas de la plaza de Tiananmen de 1989. Pocas semanas después de iniciada la ocupación de la plaza por los estudiantes, a principios de mayo, Liu Xiaobo cogió un avión y voló para unirse a ellos. A finales de mayo, la situación con las autoridades empezó a tensarse y el 27 de mayo los jóvenes de la protesta pensaron en abandonar la plaza y su actitud. A las pocas horas, sin embargo, una joven de 23 años, Chai Ling, cambió de opinión y consiguió convencer a una parte de sus compañeros con sus encendidos discursos para que permaneciesen en la plaza y derramasen su sangre si era necesario. Liu Xiaobo y otros tres compañeros (entre ellos el cantante de rock Hou Dejian) comprendieron la inutilidad de aquel trágico gesto del movimiento estudiantil. Lo vieron a tiempo y decidieron oponerse de forma visible, con una huelga de hambre en plena plaza. Era el germen de un Nóbel de la paz sin duda merecido y justo, pero yo reflexiono que también me gustaría ver otros Nóbel en China –de la Paz o de Literatura- no necesariamente ligados a la polémica y a la disidencia.

.

.

Desgraciadamente, a Liu Xiaobo y a sus amigos no les escucharon los pocos miles de estudiantes que seguían en Tiananmen la noche del 3 al 4 de junio. No comprendieron que retirándose podían ser los vencedores morales de la pugna que habían sostenido, y que al mismo tiempo podían haber contribuido a consolidar a los sectores reformistas del partido, enfrentados con el ala más dura durante semanas por la forma de actuar ante la protesta. Al final, el ala dura impuso su fuerza y ordenó al ejército que evacuara la plaza ocupada y las calles adyacentes, con el trágico resultado ya conocido.

Desde entonces, Liu Xiaobo ha entrado y salido de prisión al tiempo que maduraba sus posturas críticas con el nacionalismo chino, de reivindicación del cumplimiento de los derechos humanos en su país y también de una vía reformista hacia una China democrática y federal. En 2008, firmó junto a otros muchos intelectuales la denominada Carta 08, que plasma muchos de sus anhelos de una China democrática y respetuosa con los derechos y libertades de su pueblo. Las autoridades le detuvieron poco después y le acusaron de ser uno de los redactores principales del documento que por primera vez en mucho tiempo aglutina a la disidencia interna del régimen comunista. La condena de once años que cumple actualmente está motivada por ese documento.

Liu XiaoboSu larga lucha no violenta por los derechos humanos en China le ha supuesto el galardón noruego, porque según los miembros del comité del jurado, la relación entre paz y derechos humanos es incuestionable. La concesión, por supuesto, ha indignado al gobierno chino, inflexible a la hora de no tolerar ingerencias en sus asuntos internos, y muy sensible con este tipo de actitudes que considera una afrenta. En estos casos, los dirigentes chinos se enrocan en su política de unidad nacional frente a todo aquello que consideran intentos desestabilizadores, llámese disidencia, Xingjiang o Tibet, y poco o nada suelen influir las presiones internacionales para acelerar cualquier cambio en el ritmo del país hacia lo que en Occidente se considera una democracia admisible (el especialista Xulio Ríos, con su habitual acierto, ha dado su versión alrededor de este tema en El País).

Otros ‘Nóbeles’

En este sentido, el Nobel de la Paz a Liu Xiaobo dudo que le saque antes de la cárcel –si ello no interesa en algún momento al partido comunista-, pero por el contrario sí que pone en apuros a sus amigos y familiares. No cambiará un ápice los planteamientos del gobierno, o en todo caso le pondrá a la defensiva durante una temporada porque lo que sí conseguirá es situar sobre la mesa mediática una vez más el tema de los derechos humanos en China.

China ha copado hasta hoy otros siete premios Nobel (no cuento los de dos ciudadanos norteamericanos nacidos por simple casualidad en China), lo cual no es mucho en 110 años… bueno, en menos porque el primero de estos siete fue concedido ya en 1957. De ellos, cuatro son Nóbel de Física y uno más de Química (éste también de 2010), y en todos estos casos sus protagonistas ejercían su trabajo y su docencia en el momento de la concesión en universidades norteamericanas. El sexto es el Nóbel de literatura al escritor Gao Xingjian, exiliado en Francia. Aunque el premio se le concedió por su “obra de validez universal”, a nadie se le podía escapar el significado de su figura para el gobierno chino. Y el séptimo es el del Dalai Lama, cuyo premio ponía encima de la mesa el complicado encaje del Tibet en China.

Estos tres Nóbeles en las categorías más cargadas de ideología política y/o social -el de Gao Xingjian, el Dalai Lama y el de Liu Xiaobo- son tan merecidos como el que más, sin duda, pero algún día a mí personalmente también me gustaría ver otro tipo de ganador chino. Sugiero, por ejemplo, para el Nóbel de la Paz a los líderes que pongan su firma sobre la solución del conflicto entre China y Taiwán, o que unifiquen las dos Coreas (seguramente habrá una mano china orquestando el acercamiento). Y para el Nobel de literatura a escritores como Mo Yan, el autor de Sorgo Rojo, o tal vez Yu Hua.

Editado el 18-10-2010:

Este posterior artículo de opinión de Timothy Garton Ash en El País creo que mantiene una visión interesante y cercana a la que he expuesto aquí.

Boicot de diversos países a la ceremonia de concesión del Nobel a Liu Xiaobo, artículo en El País

FUENTES.

– OLLÉ, M. (2010). “Onze anys per a Liu Xiaobo”. L’Avenç, n. 356, abril 2010, p. 57

– FANJUL, E. (2009). “Memoria de Tiananmen”. Política Exterior, n. 129, mayo/junio 2009, pp. 29-34

“Charter 08” (traducció de Perry Link). The New York Review of books, vol. 56, n. 1, 15 gener 2009 (para una versión en español, aquí)

– Página web oficial de los Premios Nobel. http://nobelprize.org/ (consultada octubre de 2010)

Enlace permanente: http://wp.me/pO2mg-9a

//

//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s