Abracadabra, pata de cabra…¿china?

Se está celebrando este mes de febrero en Badalona el XI festival de magia Memorial Li-Chang. Contra lo que pudiera parecer, Li-Chang no era un mago chino, era el artista badalonés Joan Forns (1916-1998) que optó en 1933 por actuar bajo el nombre artístico de Ling-Fú y a partir de 1945 con el definitivo de Li-Chang. ¿Por qué? Sospechando que detrás de esta práctica se escondía el discurso orientalista de la época he investigado un poco más y he descubierto que, efectivamente, fue una curiosa moda muy extendida en el mundo de la magia durante parte del siglo XX. Damas y caballeros, pasen y lean…

El excelente libro Mags i màgia a Catalunya (Magos y magia en Catalunya), editado en 2010 con motivo de la anterior edición del Memorial Li-Chang, es un excelente compendio de historia de lo que su título indica y, entre otras cosas, recoge mucha información referente al asunto de los magos de nombre –que no de origen- chino en Occidente.

Escribe su autor, Alain Montilla, que a principio del siglo XX aparece un tipo de ilusionista que sigue o imita los modelos propios de Oriente. En aquellos años en Europa, y en Occidente en general, estaba muy arraigada la creencia de que la magia y el ilusionismo eran una creación oriental. Dice el autor:

“Esta idea tal vez procedía directamente del testimonio de viajeros medievales, como Marco Polo (siglo XIII) y John Mandeville (siglo XIV), que habían recogido en sus escritos las maravillas y prodigios que eran capaces de hacer los magos de aquella parte del mundo, o tal vez sencillamente se fundamentaba en la ignorancia de la cultura y la tradición de los países orientales y en el exotismo de sus manifestaciones culturales, tan alejadas de las propias del mundo occidental”

(la traducción es mía)

Alain Montilla describe tal vez de un modo demasiado inocente un mecanismo que Edward Saïd bautizó en su día con el nombre de orientalismo y que definió como el discurso a través del cual el occidental intenta “manipular –e incluso dirigir- Oriente desde un punto de vista político, sociológico, militar, ideológico, científico e imaginario”. Lo a priori desconocido (Oriente) se explica desde el punto de vista y bajo el prisma y valores de quien se siente dominador y legitimo ostentador de la razón y el poder (Occidente).

Uno de los primeros magos catalanes que actuó bajo nombre artístico oriental, según este interesante libro, fue un sacerdote, Wenceslau Ciuró (1895-1978), quien desde 1917 adoptó el nombre artístico de Ling-kai-fu con el que actuaba cuando sus actividades religiosas se lo permitían, y fue autor de numerosos libros de magia que aún hoy pueden encontrarse de segunda mano. A Ling-kai-fu le seguirían otros como Li-tong-fu (en realidad, Francisco Nieto Gras, 1921-2002), Oshima y The Fak Hongs (Ernest Roca, 1900-¿?), Li-ho-chang (Josep Morera, 1919-¿?), Chang-Fu (Josep Maria Ferrándiz, 1918-1999) o el propio Li-Chang que da nombre al actual festival de Badalona.

Les precedieron en la mayoría de los casos otros magos extranjeros, también de nombre oriental, que trajeron a España esa moda de la puesta en escena orientalizante, con túnica y ojos rasgados, e incluso decorados apropiados: por ejemplo, Chang y Li-ho-chang (en realidad el panameño Juan José Pablo Jesorum, 1889-1972), y sobre todo el inglés de origen holandés David Bamberg que actuaba bajo el nombre artístico de… Fu-manchú, ¿les suena?.

La larga sombra de Fu-manchú

Sax Rohmer, escritor británico de novelas policíacas y de misterio se inventó en 1913 un personaje novelesco malvado por excelencia, Fu-manchú, inspirado en la violencia que él relacionaba con la aislada comunidad china emigrada a occidente, en especial a Estados Unidos, y con sus barrios. Un personaje, como recogen en el blog Sombras eléctricas, que ha tenido un gran éxito durante gran parte del siglo XX, no sólo en las numerosas novelas que publicó Rohmer, sino sobre todo en su adaptación cinematográfica –que perviviría hasta los años setenta con las últimas (hechas por cierto en España) de las muy numerosas películas en las que ha sido protagonista.

Fue tal su éxito iconográfico que, pese a pertenecer más bien a la época anterior a 1945, inspiró aún después muchos otros personajes malvados (el Dr. No de James Bond, el personaje de Ming en Flash Gordon, que a su vez está en el origen del Darth Vader de La Guerra de las Galaxias…) todos con su misma estética y el mismo espíritu de villano chino dotado con lo que su creador literario original describió como “toda la astucia cruel de la raza oriental pero concentrada en una inteligencia gigantesca, con todos los recursos de la ciencia antigua y actual”.

El personaje literario de Fu-manchú (a partir de 1913) y después el cinematográfico (desde los años treinta) tenía un dominio completo tanto de la ciencia como de la magia, y no dudaba en utilizar pociones, venenos o técnicas exóticas de hipnosis para conseguir sus propósitos. Sin duda era el personaje perfecto para traspasar a un escenario e influyó en el estereotipo que empezaron a utilizar en aquellos años los magos europeos y españoles: no hay más que comparar las caracterizaciones.

Los ecos de todos aquellos magos de exótico nombre han resonado hasta hace pocos años. Bueno, de hecho el de Li-Chang todavía inspira el festival de magia de Badalona. Hoy tal vez ya no suena tan exótico como hace ochenta años, y además ya sabemos que en China no hay cabras de las de abracadabra…

FUENTES CITADAS:

– MONTILLA, A. (2010). Mags i màgia a Catalunya. Una visió històrica. Badalona: museu de Badalona.  Este libro contiene al final una traducción en castellano de los textos en catalán.

– [Sin Autor]. “Análisis de la ‘amenaza amarilla’ en la cultura pop”. http://www.sombraselectricas.com/?p=269 . Consultado en febrero de 2011.

ENLACE PERMANENTE: http://wp.me/pO2mg-fw

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s