Tsutsui tardó treinta años en volver (la llegada del teatro japonés a Occidente, 2ª parte)

(A las víctimas del terremoto en Japón, 2011, in memoriam)

En 1930 la compañía japonesa de teatro kabuki de Tokujiro Tsutsui se convertía en la segunda en pisar suelo español, tras la pionera compañía de Sadayakko y su marido, Otojiro Kawakami, en 1902, que expliqué en la primera parte de esta serie. Tsutsui pasa por ser el creador de un particular género dentro del popular teatro kabuki japonés, el Ken-Geki, o dramas de espadas, con violentos sentimientos y espectaculares combates con espada sobre el escenario. Se conserva un curioso programa de sus representaciones en Barcelona del que he podido conseguir un ejemplar con el que ilustro esta entrada.


La compañía de Tsutsui, la Nihon-Geki-Kyokai, visitó Estados Unidos (California y Nueva York) y Europa (París, Londres, Berlín, Barcelona…) en 1930. Era la segunda compañía que venía a Occidente, tras la de Sadayakko y su marido, aunque bien es cierto que entre ambas hubo otras presencias individuales (la actriz Hanako, a quien también trajo a Europa la actriz francesa Louis Fuller y que actuó entre 1901 y 1922; los actores Udagawa y Kawamura, miembros de la compañía Kawakami que en 1910 residieron en Francia por motivos de estudio, etcétera).

La publicidad de la época se basó en la presencia de una compañía teatral y no en la individualidad de una actriz, a diferencia de lo acontecido en la anterior visita de Sadayakko a principios de siglo. En efecto, si en el caso de Sadayakko se destacó a la ‘ex-geisha artista’, comparándola con las grandes divas de la escena occidental, ahora se centraba la publicidad en el colectivo, una compañía japonesa de teatro kabuki, lo cual no deja de ser irónico, como muy bien aprecia Marjaana Kurkinen, si tenemos en cuenta el enorme culto a los actores estrellas que se da en el teatro kabuki en Japón.

Desconocidos en su país

Pese a que en Europa se les consideraba como grandes figuras de la escena japonesa, lo cierto es que, igual que había sucedido con Sadayakko, en su país eran poco conocidos en el momento en que aterrizaron en Europa, con la única excepción probablemente del propio Tsutsui. En este caso, en su compañía los papeles femeninos eran también realizados por actrices, por tanto no disponía de una de las figuras más admiradas en el kabuki, el onnagata (el actor especializado en papeles femeninos que era común en la tradición japonesa y en la mayoría de las compañías). Kurkinen afirma incluso que los componentes de la compañía no eran actores profesionales de kabuki (cita como fuente a Kei Shionoya).

Tokujiro Tsutsui, sin embargo, sí que parece que era alguien en el mundo del kabuki. En un artículo en Time, de 1930, se le atribuye la invención del Ken-Geki o dramas de espadas, y se explica su pasado militar ya que habría participado en la guerra ruso-japonesa, en donde se había convertido en un “eficiente espadachín”. Según esta fuente, tras la guerra encabezó una compañía de 60 actores con los que consiguió el éxito. En 1921 se apartó del kabuki más tradicional para organizar su propio estilo de la representación, permitiendo hablar a los actores en lugar de tener un narrador y dando protagonismo en la trama a los sentimientos dramáticos y a las luchas con espadas sobre el escenario.

Por otra parte, Tsutsui también actuó en el cine, al menos en una película muda japonesa, Mari no yukue (El balón perdido), de Sawata Yunsuke. Se trata de una producción muda de 1930 por lo que posiblemente trabajó en ella justo después de regresar de esta gira por Occidente.

Repertorio en Barcelona

En Barcelona, la compañía Nihon-Geki-Kyokai actuó en el Palacio de Proyecciones, que se había erigido un año antes con motivo de la Exposición Universal. El repertorio del grupo para Estados Unidos y Europa constaba de cinco obras, tres de las cuales eran catalogadas así: “drama guerrero de la Edad Media japonesa” (Kanjincho, traducido sería El paso de la frontera); como “drama guerrero en cinco actos” (Banzuin chobei, o El caballero bandido) y como “drama con combates a sable” (Kage-no chikara, o La providencia oculta). El resto eran danzas y obras que resaltaban el aspecto coreográfico o mímico. En todo caso, todas ellas estaban debidamente recortadas para adaptarse a la audiencia occidental.

Algunos de los críticos que les vieron por Europa y Estados Unidos (aquellos pocos que habían presenciado obras de teatro kabuki en el propio Japón) resaltaron la distancia que había entre el kabuki auténtico y lo que ofrecía la compañía de Tsutsui, pero en todo caso, tanto su visita como la de Sadayakko y su compañía treinta años antes es indudable que contribuyeron, junto a numerosos artículos de prensa, a introducir la cultura teatral japonesa en Occidente.

Uno de los documentos más curiosos que han quedado del paso de aquellos actores por Catalunya es la fotografía de dos de ellos, caracterizados como tales, junto a uno de los actores españoles más famoso del momento, Enrique Borrás (1863-1957). La instantánea fue publicada en junio de aquel año por las revistas importantes de la época: al menos en Nuevo Mundo y en Blanco y Negro (esta última se puede ver en la hemeroteca en línea de ABC, en pdf).

ENLACES.

– Enlace a la primera parte de esta serie: Sadayakko, la geisha que llegó a actriz

FUENTES:

-KURKINEN, M. (2000). The spectre of the orient. Modern french mime and traditional japanese theater. Tesis de la Universidad de Helsinki, en línea http://ethesis.helsinki.fi/julkaisut/hum/taite/vk/kurkinen/ [consultada en febrero de 2011]

– [Sin autor] (1930). “Theatre:the players from Japan”. Time, edición de 17 de marzo de 1930. En línea http://www.time.com/time/magazine/article/0,9171,738836,00.html [consultada en marzo de 2011]

-ALMAZÁN, V.D. (1998). “Descubrimiento, difusión y valoración del teatro japonés en España durante el primer tercio del siglo XX”. Artigrama, n. 13, pp. 331-346

Y la web de Matsuda Film Productions.

Enlace permanente: http://wp.me/pO2mg-if

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s