GAS, cantan en chino desde Catalunya… y son de aquí

El grupo musical catalán GAS tiene entre sus cinco miembros a Jordi Riba, profesor y traductor de chino. Un buen día decidió traducir una de las canciones del grupo del castellano al chino, a todos les gustó cómo sonaba. Eso fue en 2009 y, desde entonces, han emprendido su ruta musical en chino mandarín. Ya han recorrido un camino que les ha llevado a lanzar por la red un EP de canciones cantadas en chino, y ya preparan su segundo trabajo. No suenan nada mal, y poco a poco se están dando a conocer entre los hablantes de aquel idioma. Sin duda es una experiencia cuando menos curiosa.

Cuatro de sus cinco miembros son originarios de l’Hospitalet (Barcelona), y el quinto es nacido en Madrid aunque vive también en Catalunya. Les he entrevistado recientemente por cuestiones de trabajo y la verdad es que su música me ha parecido un puente entre culturas digno de estudio. Probablemente si hace dos o tres décadas alguien hubiese vaticinado una experiencia cultural de este tipo en Europa, creo que difícilmente las autoridades chinas lo hubiesen creído.

En el blog del Grupo de investigación Inter Asia le han dedicado al grupo GAS esta entrada en donde nos ofrecen interesantes deducciones sobre los comentarios que han dejado los internáutas que han escuchado sus canciones (la mayoría personas de Taiwan, Hong Kong, Tailandia y Malasia, y también de la diaspora en Estados Unidos y Europa).

Sus canciones las tienen colgadas en su página web y también en Youtube (vídeos grabados en su sala de ensayos). Recientemente también han subido en Youku, la versión china de Youtube, su tema más conocido (Eterno debutante, o 永远的初学者, en chino mandarín) ya que en la RP China no hay acceso a este último portal.

Poder blando

Más allá de estas consideraciones se me ocurre pensar que este tipo de cosas son, al menos en parte, el resultado del llamado soft power, poder blando o diplomacia cultural, otro de los campos de la estrategia política china. Algo parecido, por ejemplo, a lo que ha hecho Estados Unidos desde prácticamente principios del siglo XX con la exportación masiva de su cultura en sus más diversas formas: hoy la Coca Cola es omnipresente en el planeta y el cine de Hollywood moldea muchas programaciones y también bastantes mentes.

Las autoridades de Beijing han fortalecido, en paralelo al crecimiento de su influencia económica, una doctrina diplomática con la que China intenta asumir de forma pacífica el rol de potencia hegemónica en Asia oriental, (con el ‘permiso’ de Japón), pero también ampliar su influencia en todos aquellos lugares en los que considere legítimo tener algún interés (básicamente económico y/o estratégico). Un apartado no desdeñable de esta doctrina pacífica es el denominado soft power, la capacidad de un actor político, en este caso un Estado, para influir en otros actores a través de medios culturales e ideológicos. Quizás el ejemplo más claro en los últimos años respecto a la RP China haya sido la organización de unos Juegos Olímpicos. Sus ceremonias de apertura y clausura supusieron varias horas de eficaces mensajes sobre lo que es o pretende ser la nación china en el mundo contemporáneo.

Más cerca de nosotros encontramos otros ejemplos de esa labor diplomática china de segundo plano en el ámbito cultural. Diferentes instituciones chinas han colaborado en los últimos años en la apertura de numerosos centros Confucio por todo el mundo. Los centros Confucio son básicamente escuelas de enseñanza del idioma chino que, además, organizan numerosos actos relacionados con la cultura del país asiático.

Esa labor de goteo, si se hace bien, con el tiempo progresa y se expande. Casos como el del grupo musical GAS son pequeños frutos indirectos de la presencia cada vez más notoria del mundo cultural chino en Occidente, presencia que en Catalunya y en España ha sido especialmente notoria sobre todo en la última década y pico.

Todo suma. Tal vez algún día la cultura china sea capaz de encontrar un elemento tan eficaz para su soft power como lo ha sido el manga para Japón…

_______________

EDITADO EL 15-4-2013

Buscando otro tema en la red he encontrado información de otro grupo que canta parte de su producción en chino. Se trata de los valencianos Local 9. Ellos tocan hard rock (rock duro) y, según se lee en su página web, “tras grabar un EP en 2011, en el 2013 y como auténticos pioneros y aventureros, LOCAL 9 se convierte en la primera banda de hard rock de nuestro país en grabar en su primer LP una canción inédita en español y chino SOLO PUEDO ANIDAR EN TI y una versión en chino de su conocido tema IMPOSIBLE, demostrando que gracias al rock, también es posible la fusión de culturas tan diferentes y ricas como la española y china”.

La primera canción, por cierto, es conmovedora y entre sus instrumentos incluye una pipa (laud chino). Son los primeros en grabar una canción de rock duro en chino, pero no de cantar aquí en ese idioma como hemos podido comprobar con la historia de GAS que centraba esta entrada… Pero ese es sólo un detalle menor.

EDITADO EL 18-02-2015

El grupo ha editado un nuevo trabajo discográfico, “Everlasting Freshman”. Poco a poco se dan a conocer. Este año participan en los actos del Año Nuevo Chino en Barcelona.

//

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s