El ejército de terracota inicia el movimiento perpetuo

Los guerreros de Xi’an siempre son un gran reclamo. Su historia y la leyenda tejida sobre ellos no cabe duda de que realzan el atractivo estético del que ya gozan por sí mismos. Ahora, de nuevo, aterrizan en España (Terracotta Army). Ya han pasado por Bilbao, Madrid y Sevilla. Y estos días recalan en Barcelona. Concebidas para defender la tumba del primer emperador chino, ni siquiera se pudieron defender a sí mismas y acabaron sepultadas bajo la tierra y olvidadas por todos. Dos mil años después, cuando la cultura se convierte en un negocio de masas como cualquier otro, su defensa ya es del todo ilusoria. Ahora emergen clones para satisfacer la curiosidad de Occidente.

Imagen promocional de la exposición en gira por España

Sigue leyendo

Anuncios